La Cirugía Refractiva tiene como finalidad eliminar defectos oculares como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

En un ojo normal, la imagen que penetra en el ojo desde el exterior, se proyecta sobre la retina, permitiendo que se transmita al cerebro y sea percibida con claridad, mientras que en un ojo con un defecto de refracción, la imagen se proyecta de forma anómala obteniendo como resultado una visión borrosa.

Llámenos Gratis

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted