A lo largo de nuestra trayectoria como una de las mejores clínicas con médico oftalmólogo en Gijón, hemos observado que cada vez más personas confían en nosotros para someterse a procedimientos de cirugía ocular porque utilizamos las técnicas más avanzadas del sector y equipos de tecnología puntera. En esta ocasión nos gustaría aprovechar la publicación presente para explicarte que diferencias existen entre la miopía y el astigmatismo.

El astigmatismo se trata de una afección que produce una distorsión en la visión debido a que la córnea tiene una forma despareja. Toda persona que padece astigmatismo tiende a entrecerrar los ojos para poder enfocar mejor las cosas que ve a su alrededor, algo que suele ocasionar bastantes dolores de cabeza. Asimismo, también es frecuente que el astigmatismo se presente acompañado de miopía o hipermetropía.

Si estás buscando un médico oftalmólogo en Gijón como los de nuestra clínica de referencia, quizá debas saber que la miopía se trata de una afección que afecta a la capacidad de la personas para poder ver con claridad objetos a distancia. Por este motivo, alguien que padece miopía puede enfocar perfectamente cosas que se encuentran cerca pero no lejos. Esto puede producirse debido a varios motivos, tanto porque el globo ocular es alargado, o porque el cristalino tiene una distancia focal corta. De todas formas, es bastante habitual que las personas que tienen miopía se deba a una predisposición genética, ya que existe un componente hereditario. Generalmente, se desarrolla en edad escolar y se estabiliza hasta alcanzar la edad de un adulto joven.

En Consulta Roberto Conde Seoane encontrarás a los mejores especialistas en cirugía ocular. Ponemos a disposición de nuestros pacientes los últimos avances tecnológicos en nuestro campo y te garantizamos la búsqueda de una solución a medida. Llámanos sin compromiso si necesitas más información sobre nosotros o nuestros servicios. Te atenderemos encantados.