¿Tienes la presión intraocular alta y precisas un tratamiento para glaucoma en Asturias? Si es así, te habrás preguntado qué factores han influido para desarrollar esa patología.

Durante muchos años, el glaucoma se ha considerado como una enfermedad de adultos y a una anatomía específica, pero en los últimos años y cada vez más viene siendo más relevante la correspondencia genética, además de multitud de factores que también pueden converger.

Pero en este caso, y para buscar un posible tratamiento para glaucoma en Asturias, vamos a centrarnos en la predisposición de nuestros genes, hipótesis muy relevante en nuestros días, sobre todo en determinados tipos de glaucoma, como el congénito primario, que afecta a los bebés hasta los tres años, y es una de las principales causas de ceguera en niños de esta edad. En este caso, se ha comprobado que mutaciones de un gen son los responsables de este gran problema en Europa y Asia, mientras que en EE. UU. la incidencia de esta mutación es mucho más baja.

También en el caso de niños mayores, en los que el drenaje del líquido intraocular resulta alterado. Hay una serie de genes, distintos a los anteriores, que han contribuido al desarrollo y formación del ojos, y son los causantes de esa alteración.

Por descontado, existen muchas más razones para sufrir glaucoma, indistintamente del nivel de tensión, pero está demostrado que la incidencia de esta patología es un 15 % más frecuente en caso de antecedentes familiares cercanos, y según recientes estudios, el segundo glaucoma más común, el primario de ángulo cerrado, también se relaciona con ciertas variantes genéticas.

Por supuesto, si padeces esta enfermedad o sospechas tenerla y quieres consultar a expertos en esta materia, contacta con nosotros, Conde Seoane, R. y estaremos encantados de resolverte cualquier duda o proponerte la mejor solución que puedas encontrar, científica, seria y profesional.