En la época estival se produce una mayor irritación de los ojos, por ello, es importante acudir al médico oftalmólogo en Asturias de confianza para que te haga una revisión para prevenir cualquier tipo de dolencia que ponga en peligro tu salud ocular.

Las revisiones periódicas al médico oftalmólogo en Asturias son muy importantes, ya que pueden detectar a tiempo cualquier enfermedad que, con el paso del tiempo, puede convertirse en irreversible.

En esta entrada vamos a explicar el porqué de la irritación de los ojos en piscinas y las soluciones que podemos llevar a cabo para paliarla.

Existe el mito de que el cloro daña nuestra salud ocular, irritando los ojos cuando nos sumergimos en agua. Pero no es así, lo que realmente nos hace daño son las cloraminas, que son un compuesto químico en el que se unen la orina y el sudor en el agua, por lo que el cloro no es directamente lo que nos daña.

Los consejos más destacados para paliar estar irritación son:

- Ducharnos antes y después de bañarnos en cualquier piscina.

- Usar gafas de natación si vamos a nadar y abrir los ojos bajo el agua.

- Limitar el tiempo que pasamos debajo del agua y tratar de no tragarla.

Los tratamientos más usuales cuando nuestros ojos están rojos después de un baño son:

- Limpieza profunda por todo el exterior del ojo con suero fisiológico.

- Las lágrimas artificiales son otro de los métodos más usados actualmente.

- Uso del champú neutro para aliviar la sequedad del ojo.

En la Consulta Roberto Conde Seoane somos un equipo de especialistas del sector con gran trayectoria. En nuestras instalaciones tenemos la última maquinaria del sector para garantizarte un tratamiento de éxito. Pide cita en nuestro número de teléfono y cuida tu salud ocular y la de los tuyos.