Nuestro médico oftalmólogo en Gijón da respuesta a algunas preguntas frecuentes sobre las cataratas oculares.

¿Qué son?
Las cataratas aparecen cuando una especie de lente natural situada en el interior del ojo que pierde su transparencia produciendo problemas de visión. El cristalino es la parte del ojo que ayuda a enfocar la imagen en la retina, de ahí que cuando se produce la catarata la visión resulta borrosa. Normalmente esta enfermedad está relacionada con el envejecimiento. 

Tipos
Además de las cataratas provocadas por el envejecimiento, que es la más común, existe la llamada “catarata secundaria” que puede surgir después de una intervención quirúrgica por otro problema ocular, la "catarata traumática" que ocurre tras una herida o un golpe en el ojo, la "catarata congénita" que puede aparecer en los bebés, a menudo en los dos ojos, o la catarata por radiación, tras una exposición no controlada a una fuente de radiación. 

Tipos de cirugía de la catarata
El tratamiento quirúrgico de la catarata puede realizarse mediante focoemulsificación, emitiendo una serie de ondas ultrasónicas que ablandan y destruyen el cristalino. Después se aspira para sustituirlo finalmente por una lente especial. A este sistema se le llama también "cirugía de cataratas con incisión pequeña". El otro método es la cirugía extracapsular que consiste en extraer el cristalino a través de una incisión en el borde de la córnea.

¿Cómo es la operación?
Antes de operarse nuestro equipo médico le realizará una serie de pruebas. De forma previa se realiza una dilatación de las pupilas y se lava bien el párpado y la zona próxima la ojo. Lo habitual y que utiliza nuestro médico oftalmólogo en Gijón es la anestesia local. Una vez finalizada la intervención se tapa con un parche con un parche. El paciente puede sentir picor o escozor o notar una mayor secreción ocular -ambos desaparecerán en pocos días- y durante un periodo de tiempo deberá evitar esfuerzos como coger objetos pesados o agacharse.

Ven a la Consulta Roberto Conde Seoane para realizarte una revisión de tus ojos y comprobar que todo va bien.