Uno de los muchos problemas que puedes consultar a un médico oftalmólogo en Asturias es la obstrucción del lagrimal, un problema que se da sobre todo en bebés, aunque 

Cuando se trata de niños, la causa muy probablemente sea que no esté completamente desarrollado, debido a que esté cerrado o cubierto con una fina película. Pero en adultos, esta no es la causa, sino que se debe a que puede estar dañado por una infección, una lesión o un tumor y ya necesitará de tratamiento, consistente en una pequeña cirugía.

Hay que tener en cuenta que en el ojo, aunque no lo notemos, constantemente se están produciendo lágrimas para ayudar a proteger la superficie del ojo que se van drenando hacia una abertura pequeña que se llama punto lacrimal, cerca de la nariz. Sin embargo, cuando este se bloquea por algún motivo, las lágrimas se acumulan y se derraman por las mejillas, independientemente de que estemos o no llorando.

Según te puede explicar tu médico oftalmólogo en Asturias, lo ideal es someterse a un tratamiento para reabrir el conducto, si no hay mucho daño, con una cirugía a través del uso de pequeños tubos (stents) para abrir el conducto y restablecer con ello el drenaje normal de las lágrimas en los ojos. No obstante, el pronóstico en los adultos varía según la causa y el tiempo transcurrido desde que se produjo la obstrucción, por lo que es fundamental tratarlo cuanto antes.

En Consulta Roberto Conde Seoane podemos resolver tus dudas acerca de este y otros problemas relacionados con la salud de la vista.